La envidia

IMG_0178¡Qué mala es la envidia! Puede hacer que la gente que te cae bien deje de hacerlo. Puede hacer crecer el rencor en tu corazón. Puede convertirte en alguien distinto…
Hablo por mí. Unas personas cercanas han estado una semana en el paraíso, en un lugar de ensueño pasando calor, bañándose en la playa y tomando coco locos. Ahora tengo que ir a comer con ellos y, lo peor de todo, tendré que escuchar sus fantásticas vivencias. Sé que debería alegrarme, pero no puedo. Quiero, pero mi voz interior dice otra cosa: “Serán cabrones.  Ellos tomando el sol y yo aquí muriéndome de frío… Grrrr.”
Trato de luchar contra ella. Me digo que se lo merecen, que algún día también podré hacerlo, que seguro que no se lo han pasado tan bien… Pero con sinceridad espero que no me enseñen fotos.
Ainnnss. Jo. Es difícil, aunque supongo que es normal sentir envidia. Son de esos sentimientos que te hacen sentir culpable como los celos, la ira, la tristeza… pero que forman parte de nosotros. No son malos siempre que no dejes que te llenen y tengas espacio para el cariño, la felicidad, la confianza, el respeto…

Anuncios

66 pensamientos en “La envidia

  1. Leyendo esto Puedo considerarme mejor que este americano que no aprende español porque lo considera un idioma de segunda. Normal sus acabara cayéndote mal, pero por si prepotencia. No por mal entendimiento…

    La envidia sana es buena porque supuestamente te alegras del bien de otro aunque tú desees con todas tus fuerzas tener lo mismo.

    Le gusta a 1 persona

  2. Yo, después de un año, te sigo haciendo el mismo comentario, que el año pasado.
    No te preocupes, compraré un par de cocos locos, unas hamacas, y unos rayos uva, y listo.
    Eso si, trae el traje de baño, ya verás, no notarás la diferencia. Recordaré subir la calefacción unos graditos, para crear ambiente

    Le gusta a 2 personas

    • Tranqui, ya estaba en ello. Tengo pedido un camio de arena, creo que el realismo será total
      Y hablando de envidia, quedáis invitados, los que os paseais, por este lar. Eso si, cuento con que os pongáis de acuerdo en quien trae las nécora, centollos. …………. chupitos, y cócteles de todo tipo. Vale! Puedes traer también las envidias con anchoas.

      Le gusta a 1 persona

    • Cierto. Últimamente, la doy más mimos. Pero es que este año me ha visitado el fantasma de la Navidad.
      En tres días más, todo volverá a su ser. Y recobrare la cordura.

      Le gusta a 1 persona

    • ¿Has visto? Has hablado de que hay que llevar y ya nadie te ha contestado. Pues se morirán de la envidia, mientras nosotros tomamos “el sol” en el sofá comiendo unas pipas. Ya las llevo yo, tranquila. Tú solo preocúpate del camión. Te ayudaré a que lo superes.

      Me gusta

  3. Hay un dicho. “Si la envidia fuera tiña, no habría nada mas que tiñosos” Lo que quiere decir que todo el mundo “Todo” siente envidia por algo en esta vida. Unos dirán que es envidia ¡Mentira! La envidia no es sana, la envidia corrompe por dentro al que la siente, la envidia puede enconarse o no y ¡ahí es donde radica el peligro de la envidia! Por que si se encona puede acabar en odio y de ahí, quien sabe hacía que puede derivar.

    Le gusta a 1 persona

Piensa conmigo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s