La curiosidad mató al gato

1338314287335

A mi gato no le matará la curiosidad, pero sí el sobrepeso.

Estos últimos días he descubierto que la gente es tanto o más curiosa que yo.
Mi súper cuñada, mi parejo y yo hemos hecho una sutil campaña de publicidad de mi blog, que ha consistido en poner la dirección web en el estado del Whatsapp. Las visitas han aumentado considerablemente porque vosotros queríais saber de qué iba.
Cotillas…
Puede que os haya decepcionado, puede que sigáis sin saber de qué va, puede que lo hayáis echado un pequeño vistazo por encima, pero habéis picado.
No me malinterpretéis. La curiosidad es buena. Es la que nos ha traído hasta donde estamos. Sin ella, la vida sería muy aburrida y no existirían los programas del corazón. Mierda, eso sería genial. Es igual. En un artículo leí que la curiosidad pone al cerebro en modo aprendizaje. La expectación, la intriga nos hace ver las cosas de otro manera.
Además yo estoy encantada de que más personas conozcan el lugar.
Gracias por visitarme y por ser curiosos.

Anuncios

3 pensamientos en “La curiosidad mató al gato

Piensa conmigo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s