Cosas de gatos

20150216_175406Pues sí, tengo un gato que es del tamaño de un perro, pero no deja de ser un gato, con sus cosas de gato.
Se llama gatito. Originalidad en estado puro, diréis. Al principio tenía otro nombre, pero gatito por aquí, gatito por allá, al final solo respondía bajo ese diminutivo.
Luego para tocar los cojones creció y ya de gatito tiene poco. La última vez que estuvimos en el veterinario pesaba unos ocho kilos, pero ha engordado. Es lo que tiene la buena vida, el comer y dormir.
Mi gato es tan, tan, tan gordo, que se tumba en el reposabrazos y sobresale por los dos lados.
El otro día le cogí en brazos y todavía tengo dolor de espalda. No exagero. Es un monstruo.
Es el guardián de la casa. Unos tienen perros, otros… un gato mutado.
Es un amigo. No os imaginaríais la de conversaciones que mantenemos, aunque no siempre me escucha…
Es una amiga. Siempre, siempre, siempre que me levanto, me acompaña al baño.
Es un cabrxx. Si me estoy duchando, es el mejor momento para usar el arenero y dejar uno de sus regalos del casi tamaño de una persona.
Es una manta eléctrica que no consume energía. Basta con decir: “gatito, ven” que viene y se tumba para aliviar tu dolor, pero antes te clava esas finas patas que me sorprende que soporten su peso.
Es una bola antiestrés. Su pelo suave y su ronroneo, relajan a cualquiera.
Podrías ser una almohada perfecta, pero no le gusta.
Es un juguete, con el que divierto y del que nunca me cansaré, a pesar de los arañazos que me llevo.
Es un despertador. Él decide la hora de levantar de la cama.
Es un cantante y le gusta dar la serenata a los vecinos. Al lado de la ventana se pone maullar con distintos tonos y distintos ritmos. No es tan bonito como parece.
Es bueno o malo según el día, pero nos queremos. Ya son casi ocho años juntos y es de mi familia.

Anuncios

12 pensamientos en “Cosas de gatos

  1. Te entiendo perfectamente, yo tengo una manta de pelo para el sofá. Es verdad, que la digo: mantita ven, pero no viene, tengo que levantarme e ir a por ella
    Pero es suave y calentita como mi nieto, gatito.
    Dicen q los animales, son los amigos más leales del hombre. Leyendo tu relato, , he captado, que asi lo sientes y seguro que está tan gordo, por los mimos y cariño que recibe.
    Un beso, gatito.

    Me gusta

  2. Yo tengo tres el Ness es un pedazo de animal de casi 8 kilos y es enorme, Luna es una gata preciosa de ojos verdes y Golfo atigrado pero muy timido, y la verdad es que con ellos me siento bien, son como mis niños, y siempre sacan una sonrisa cuando estamos juntos y me la sacan a mi, les debo yo mas a ellos que ellos a mi, cuando estoy triste me abrazan y me levantan el animo, mi soledad no es tanta cuando ellos me miran a los ojos y me dan las gracias por rescatarlos y darles una oportunidad, los quiero.

    Le gusta a 1 persona

    • Mi animal favorito es el gato. Durante toda mi vida me han acompañado desde que rescaté a una gata con cinco años, e igual que tú, con ellos siempre me he sentido bien. Siempre están cuando los necesitas.
      Pon un gato en tu vida y serás feliz.
      Un abrazo, Manuel.

      Me gusta

  3. Hay un libro de Rudyard Kipling que se titula el gato que andaba solo, es muy cortito pero nos da una visión muy clara de que los gatos son muy independientes y hacen caso cuando ellos quieren, no cuando queremos nosotros,
    Eso si son encantadores por norma general, aunque siempre hay alguno muy arisco.

    Me gusta

Piensa conmigo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s