Levantarse con el pie izquierdo

bad day

Ayer me olvidé de poner el despertador. No me suele pasar, pero basta que sea un día importante para que mi cerebro decida hacerme la puñeta.

Y aquí estoy, con una tostada de ayer en la boca y corriendo mientras termino de ponerme los pantalones.

Salgo a la calle y… ¡las llaves del coche! ¿Dónde narices las dejé anoche? Tiro la casa abajo y las encuentro en el mueble del recibidor. Nunca las dejo allí. Algún duende malnacido las cambió de sitio.

Trato de arrancar el coche, pero claro, ayer me dejaría las luces puestas y no arranca. ¿¡Por qué me tiene que pasar esto a mí!? Trato de no pasar al modo histeria total.

Por suerte está mi vecino, el forzudo, que me ve acordándome de todos los ancestros del coche y golpeando el volante, y se apiada de mí. Me ayuda a empujar, mientras yo solo tengo que girar la llave.

– ¡Trata de arrancarlo, Carlos! ¡Trata de arrancarlo, por Dios!

Ya sé cómo se sentía Luis Moya.

Parece que las cosas empiezan a ir al derecho y el motor hace su “brum” no atragantado. Parto con una sonrisa en la cara que no dura mucho tiempo. Los semáforos se confabulan contra mí. No pillo ni uno en verde. Me salto uno y me para la policía.

Digamos que después de media hora en la que me desquito con el funcionario del estado dándole voces, en la que me amenaza con llevarme a comisaría y ponerme una denuncia por desacato y en la que yo ruego por mi vida, me deja salir y llego a la entrevista.

– Vengo a ver a Don Manuel Herrero. Es por la entrevista de trabajo –le digo a la recepcionista.

– Lo siento. El puesto ya ha sido ocupado.

Antes de que le devore la cara, una chica sale del despacho haciendo el gesto de la victoria. Por lo menos para alguien ha sido un buen día.

Yo me voy a la cama de la que no tengo intención de levantarme. Eso si no me parte un rayo antes.


¿Te gustó? ¿Te supo a poco? Puedes hacerte con La Relatadura gratis, una antología con 99 relatos más.

Anuncios

28 pensamientos en “Levantarse con el pie izquierdo

  1. A veces, las cosas , no ocurren, por casualidad.
    Está claro, el despertador no sonó, para evitarte ese día de locos, y mala suerte.
    Quien demonio inventó los despertadores?
    Es el sonido que más odio………

    Me gusta

  2. Tengo que indagar eso de que levantarse con el pie izquierdo es malo, yo lo llevo haciendo 45,5 años y no lo encuentro nada malo. Yo soy lo que se suele decir más de izquierdas que Felipe Gonzalez ya que este lo era por ideología y yo lo soy por nacimiento, soy zurdo todo lo hago con la izquierda, lo único que hago con la derecha es pensar,, por que como ya se sabe pensamos con el lado contrario al que actuamos.
    También tengo mi malos días y nunca digo que me he levantado con el pie derecho no sería lógico. Pero bueno cuestión de supersticiones. Disfruta del fin de semana y veras como ves las cosas de otro color. 🙂

    Me gusta

  3. Y eso que no hablaste de lo que te costó encontrar aparcamiento. De todas formas el puesto estaba dado. Nadie sale de una primera entrevista con la plaza. Te fijaste en sus rodillas? Se limpiaba la comisura de los labios?

    Le gusta a 1 persona

Piensa conmigo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s