¿Es un pájaro? ¿Es un avión? No, es una alucinación.

La mujer muerta

Fotografía Lourdes Miguelsanz Nogales

Tiene que serlo. Es imposible que lo que veo sea cierto. Un tío surca el cielo con una capa roja. Muy poco discreto, por cierto. Me restriego los ojos y sigue ahí. Me pellizco y tampoco es un sueño. No debí ir a comer a casa de mi sobrina. Esa niña me ha puesto algo en la comida seguro. Ya le he dicho a mi hermana que es demasiado feliz, así que seguro que consume algo.

Me siento en el porche a esperar que se me pasen los efectos alucinógenos, pero el sujeto parece que viene hacia aquí. Aterriza en mi patio y deja un boquete en el suelo. Me enfadaría porque ha destrozado mi bonito césped, pero no es real, así que no importa.

Voy a llamarle “el Posturitas” por su forma de poner los brazos en jarra mientras mira al cielo y saca pecho, con su capa ondeando al viento. Qué flipado.

– Soy Superman –me dice.

Me quedo con “el Posturitas”, que creo que le pega más. Lo de Superman es de creídos, pero tengo que decir que tampoco es que esté tan bueno. ¿Y ese rizo que tiene en medio de la frente? ¿Por qué se hace eso? Oh, Dios mío, no me había fijado. Lleva mallas. ¿Es para mostrar su masculinidad o su falta de ella? Me aguanto la risa. No quiero que mis vecinos me vean riendo como una loca aquí sola.

– Busco a Lois Lane –me informa como si a mí me importara.

– Tengo que decirte que te has desviado un poco de tu trayectoria. A no ser que en realidad busques a Luisa Camino, entonces no irías tan desencaminado.

Me mira con curiosidad con esos ojos penetrantes y de los que parece que en cualquier momento pueda salir un rayo láser.

– ¿Quién es Luisa Camino?

– Es mi vecina y es una tocapelotas. ¿Por qué no recoges las hojas? Deberías pintar esa puerta. La valla está oxidada –imito su voz.

No me cae muy bien.

– Es un villano –comenta para sí mismo.

Villano como tal, no, pero que es mala, seguro. Detrás de su sonrisa se esconde el diablo.

Mira con decisión la casa que le he señalado y como me estoy aburriendo de tener alucinaciones, me despido:

– Bueno, Supertío, me voy a ir a echar una siesta. Suerte encontrando a tu chica.

Entro en casa y me voy directa a la cama. No tardo en quedarme dormida hasta que un grito me despierta. Diría que es mi vecina. ¿Qué le pasará?

Salgo a la calle y… alucino de nuevo, aunque esta alucinación es compartida. Luisa contempla su casa derrumbada conmigo.

– ¿Has visto qué ha pasado? –me pregunta otro de los vecinos que se acerca curioso.

– ¿Yo? No…


¿Te gustó? ¿Te supo a poco? Puedes hacerte con La Relatadura gratis, una antología con éste y otros 99 relatos más.

Anuncios

14 comentarios en “¿Es un pájaro? ¿Es un avión? No, es una alucinación.

  1. Como puedes decir, que eres antisocial?
    Pero si te visita hasta superman, fantasmas, y demás seres extraños. Ahora entiendo, antisocial, con los humanos… creo que vives en otra dimensión.

    Me gusta

  2. Da gusto leerte, Henar … eres un encanto de mujer y de escritora. Podría haber leído otra pagina sin tomar aire … MB. Te voy a subir a Menéame a ver si los Obispos no me la rechazan por superbuena.

    Me gusta

Piensa conmigo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s