Narrador subjetivo

book-555779_1280

Pero, ¿qué le sucede a esta chica? ¿Por qué llora desconsoladamente? A ver, a mí me dice mi novio que me deja por otra y lo que menos hago es asentir y ponerme a gimotear, le daría una somanta de palos o si no es tan agresiva, pues que le grite, le haga algo.

Me estoy poniendo de los nervios. Me planteo obviar la prohibición de interactuar con ellos. Desearía abrazarla, consolar a la nueva soltera porque, oye, está bastante buena, aun con los ojos enrojecidos y moqueando. Haríamos una pareja perfecta.

El malnacido se va y la deja en semejante estado, como si fuera basura tirada en el parque. Es un payaso y no me cae nada bien. Cuando se aleja lo suficiente de ella, empieza a silbar. Creo que voy a esperar que llegue a un callejón apartado para matarlo. A veces me pregunto si son conscientes de mí, como ahora que el desgraciado parece buscar las calles más concurridas hasta que se detiene delante de un portal, saca las llaves y entra. Lo sigo. No me voy a perder ni un segundo. Entra en su casa, yo después, y observo cómo abraza a una chica con cara de nervios. No entiendo por qué ha dejado al anterior bombón por ella. Tal vez sea un poco mona, pero… Bah.

– ¿Qué te ha dicho? –le pregunta con una voz irritante y entrecortada.

– Por fin podemos estar juntos.

¡¡Noooo, otra vez nooooo!! Llega la escena que ya he vivido tantas veces desde que empecé con este trabajo, se besan apasionadamente, aunque yo diría que con demasiadas babas.

– ¿Qué tal se lo ha tomado?

¡Cómo no!, se tiene que hacer la buena, preocupándose por la abandonada. Que no, tía, que ya no cuela, que tú estás más feliz que un regaliz, reconócelo.

– Lo ha entendido.

Maldito mentiroso. Se está rifando una…

– Lo nuestro estaba abocado al fracaso –continúa diciendo.

Ella sonríe encantadora, crédula y estúpida. ¿Por qué le cree?

– Después de tanto tiempo eres mío. Parece un sueño.

Me dan ganas de vomitar, por lo que tengo que irme al baño.

El resto os lo podéis imaginar: Fueron felices y comieron perdices, ellos, la ex murió dos meses después. No recuerdo de qué…


¿Te gustó? ¿Te supo a poco? Puedes hacerte con La Relatadura gratis, una antología con éste y otros 99 relatos más.

Anuncios

22 comentarios en “Narrador subjetivo

  1. La vida es una depredadora de leches a repartir, a veces injustas otras merecidas, en el amor todo se vuelve un campo minado, no importa si eres guapa, los que somos feos ya lo hemos asumido, pero te pueden dar pasaporte y dejarte sola, a veces nada es justo y la vida se escapa con la pena o con la casualidad, ya nos gustaría a feos como a mi que nos diesen una oportunidad.

    Le gusta a 1 persona

  2. Genial la entrada, muy sentida y real. Te felicito.

    Ah, y dile a esa chica: llora, llora sin parar, pero cuando lo dejes, se acabó.
    “Dios escribe derecho, pero con renglones torcidos”.
    Esos ojos acuosos, volverán a sonreír.

    Me gusta

Piensa conmigo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s