Qué ilusión. Voy a ir al zoo

A pesar de que esta frase parezca dicha con sarcasmo os puedo asegurar que no. A ver cómo lo digo sin que parezca que no tuve infancia… Nunca he ido al zoo. Sonó terrible. Sí, bueno… todavía guardo cierto rencor a mis padres por no dejarme ir con el colegio, ni al parque de atracciones, ni llevarme a la playa o al circo, a esquiar… Eso es tema a parte.
El caso es que crecí con los típicos problemas de un niño que no ha visto más que animales de pueblo. Siempre imaginé a los elefantes como insectos de varias patas balanceándose en una telaraña. Los documentales fueron de utilidad, sí, y los circos a los que no asistí también. A veces, dejaban los animales fuera, sobre todo llamas. Si tienes un circo y no tienes ese animal escupidor es que no es prestigioso.
Os preguntaréis por qué no he ido antes. Eeeeh… Disfrutaba quejándome y… las cosas tienden a aplazarse y… que si unas por otras… Quedaron tantas cosas por hacer en la infancia que esto lleva tiempo o soy vaga.
En fin, que estoy emocionadísima de poder conocer un león en persona, ese animal tan elegante con rayas negras. No voy a poder dormir hasta que vaya.

19082009317

Un chiguagua de mar

Anuncios

64 pensamientos en “Qué ilusión. Voy a ir al zoo

  1. Aww ahora tú eres la “achuchable” con eso de que nunca has ido al zoológico. Espero que el zoológico de tu localidad sea lindo y tu primera experiencia no sea una cosa terrorífica en cuanto a maltrato animal y salgas de ahí deprimida.
    Aunque bueno, aun si te deprimes, los zoológicos son cool. Nada como ver a todos esos seres raros y a veces carnívoros y mortales tan de cerca. Si en tu zoo hay safari, ve también (:

    Le gusta a 1 persona

  2. No te preocupes, yo que soy de pueblo también tarde en ir a ver uno. Recuerdo que me impresionaron los pingüinos, unos mamíferos que solo viven en el hemisferio norte y vuelan graciosamente de un árbol a otro.

    Le gusta a 1 persona

  3. Espero que disfrutes como la lejana niña que se lo perdió en su momento pero en el zoo poco orgullo animal vas a poder apreciar. En Vigo, donde he vivido muchos años, tenían uno deprimente, con animáles escuálidos, drogados, tristes. Más animales parecían los propios cuidadores, aunque ellos no tienen la culpa, la tiene el presupuesto. Al final es un círculo vicioso porque da pena volver, no se recauda y, una vez más, lo pagan los animales.

    Le gusta a 1 persona

    • No es mi intención desilusionarte y ojalá no halles motivos para hacerlo por tí misma. En mis épocas estaban permitidos los cacahuetes y otras fruslerías con determinados animales siguiendo unas consignas de seguridad. Lo dicho, que disfrutes, incluso espero que se merezcan algunas palabras tuyas en el blog.

      Le gusta a 1 persona

    • Recuerdo cuando mi hermano mayor fue de excursión a Vigo, los llevaron al zoo y sí… las fotos eran deprimentes. Animales en jaulas, en unas condiciones que hasta una niña pequeña como yo no lograba entender. Pero desde hace unos años lo han mejorado bastante. Están en espacios abiertos y en mejores condiciones. Aunque yo sigo sintiendo esa especie de amor-odio por esta clase de sitios, me “alegra” que al menos intenten mejorar las instalaciones y su calidad de vida.

      Le gusta a 2 personas

  4. Ya sabes el refrán: nunca es tarde si la dicha es buena ;p
    En unas vacaciones que pasé en Madrid con mis padres (las únicas que pasamos fuera de la ciudad xD) aprovechamos para ir al zoo. Tenía 13 años. Y hasta hace un par de años no pude visitar otro (esta vez el de Vigo). La primera vez fue emocionante. La segunda… ya tenía una especie de amor-odio hacia esos sitios -_- Aunque se disfruta viendo in situ a todos los bichejos, eso no se puede negar. Así que estoy segura de que disfrutarás un montón 🙂

    Le gusta a 1 persona

    • Tuvimos una infancia dura, pero nadie nos entiende. 😉
      Iremos al zoo de Madrid y, aunque seguro que no es tan genial como me lo imagino, procuraré disfrutar de mi primera experiencia, y luego ya me sentiré mal por los animales, pero cuando vuelva.

      Me gusta

  5. Yo también crecí sin ir al zoo ni al parque de atracciones. Sabes? Para habernos criado a la torta de kilómetros el uno del otro hemos tenido una infancia muy similar. Al menos con la niña que describes que eres en tus historias.

    Le gusta a 1 persona

  6. ¡¡No!! Henar, cariño, no cometas semejante locura, vete con muchísimo cuidado y sobre todo no firmes nada sin consultarme antes.
    Bueno, te servirá para ver cómo está la situación pero estás mejor en el blog, te visitamos más y con mucho cariño y si es por conocer ejemplares raros y exóticos también mejor en tu blog y desde tu blog.
    Ten cuidado en esa visita y no te dejes convencer ni aceptes quedarte como invitada ni mucho menos firmar nada; hablaremos con calma a tu regreso, sobre cualquier problema que tengas y mejoras posibles.
    Feliz visita, mi niña, no dejes que te maltraten, muestra tu collar de ejemplar protegido y único, y si necesitas ayuda, ya sabes, ruge y al momento acudiré a tu lado.

    Le gusta a 1 persona

Piensa conmigo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s