El amor de mi vida

 

light-bulb-1042480_1920.jpg

Nada más conocerlo caí rendida a sus pies. Era más encantador que cualquier hombre que había conocido. Me escuchaba, me halagaba, me hacía sentir bien, me acompañaba de compras y encima no le gustaba el fútbol. Simplemente perfecto, tan elegante, tan guapo, tan educado… Demasiado quizá. Pero nos compenetrábamos, sin darle un sentido impúdico, porque por más que intentaba seducirlo de una forma sutil, claro, nunca intentó nada. El día que me habló de su nuevo amor lo comprendí. No sé cómo podía haber estado tan ciega. Mi media naranja y mi príncipe azul era gay, obvio.


¿Te gustó? ¿Te supo a poco? Puedes hacerte con La Relatadura gratis, una antología con éste y otros 99 relatos más.

Anuncios

25 comentarios en “El amor de mi vida

  1. Ohhh que romántico, es el hombre perfecto, pienso mientras leo.
    Claro qué era demasiado bonito, me he dado cuenta al final!!!!!!!!
    Cuántos armarios quedan por abrir, en pleno siglo XXI?????????
    creo que ya va siendo hora de abrir puertas, y acabar con tanto ” tabú “.

    Me gusta

    • Ya se sabe lo que se dice: Todos los buenos están cogidos o son gays.
      En lo otro: Amén, hermana. Todavía queda mucho por hacer respecto a los tabús, pero poco a poco se conseguirá. Esperemos estar para verlo.

      Me gusta

    • Ya han oído chicas:
      Manuel, soltero, lo que todas buscan, no se ve guapo, pero eso significa que no se lo tiene creído, lo que es bueno. Para más información y para contactar, pásense por su blog. No quedarán decepcionadas.

      Le gusta a 1 persona

  2. No sé por qué el hombre perfecto tiene que ser gay…
    Eso es un tópico que hay que echar por tierra.
    ¿Que se quitan los pelos de la nariz? Vaaaale,
    ¿Que se quitan los pelos de las orejas? Bueeeno.
    ¿Que son tan sensibles como una mujer? Lo admitiiiiimoooos.
    ¿Que saben escucharos y ponen cara de interés e incluso practican la empatía? ¡Ayns! que vaaaaale.
    ¿Que prefieren ver una peli romántica con un pañuelo en la mano antes que un Getafe-Osasuna? Veeengaaa, sí.
    ¿Que se cambian de calzoncillos todos los días antes incluso de que se les llenen de zurraspas? De acueeerdooo.
    ¿Que no van por la calle carraspeando y echando gargajos al suelo? Claaaarooo.
    ¿Que no se tumban en el sofá en pijama y con la mano derecha se sacan mocos a la vez que con la izquierda se rascan los huevos por debajo del pantalón? Yeeees.
    ¿Que combinan bien los colores y las telas de la ropa que visten con elegancia? Siiiiii.
    ¿Que saben planchar y limpiar el polvo como una empleada doméstica a punto de jubilarse? Tambieeeeen.
    SI… PERO… APARTE DE ESOOOO… ¿QUÉ DIFERENCIAS HAY?

    Le gusta a 3 personas

    • La madre que te trajo al mundo. Veo que le has dado bastantes vueltas al tema. ¿Más diferencias? Lo dudo. No te has podido dejar ninguna. ¡Ah, sí, los eructos!
      En fin, gracias por este informe detallado. Esta noche tendré pesadillas.

      Le gusta a 1 persona

  3. Pingback: Quinto mes | Pensando en la oscuridad

Piensa conmigo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s