Cinco son multitud

– Deberias matarlo, cortarlo en pedacitos y repartirlos por toda la ciudad –me dice Alaia.
– No puedo hacer eso –respondo.
– No, no lo hagas. Te pillarían y acabarías en la cárcel –añade Salma con su tono de preocupación.
– Loca, lo que deberías hacer es darle un buen susto.
– Isaac y sus niñerías… –Interrumpe Casandra–. No les hagas caso. Tienes que sentarte con él y hablar.
– Bagata ramana tú –afirma Pip.
La pastilla hace efecto y puedo pensar en silencio.dx

Anuncios

39 comentarios en “Cinco son multitud

  1. Bueno, me estoy empezando a preocupar.
    No pillo nada. Dios que horror! !!!!!!
    Es que ni siquiera encuentro relación entre título y relato.

    Estoy desesperada
    Mi mente se ha parado?

    Me gusta

    • Si cuando digo que soy una incomprendida, es por una razón. No te desesperes, no es tu culpa, tu mente sigue funcionando, solo que no es tan retorcida como la mía y por eso no le ves el sentido. Es bueno.

      Me gusta

  2. Pingback: Quinto mes | Pensando en la oscuridad

Piensa conmigo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s