Visita inesperada

Llaman a la puerta, miro por la mirilla y… ¡Oh, oh! ¿Qué hace la policía en mi casa? ¿Dejaría huellas? Trato de recogerlo todo, aunque sé que sin orden judicial no pueden entrar. Escondo los cuchillos, la sierra, friego el suelo y meto el cadáver a medio trocear en el armario, mientras ellos insisten en tocar el timbre. Me quito el delantal de plástico, lo meto en la basura y abro la puerta con una bella sonrisa.
– Hola. ¿Qué desean?
– Carnet de identidad, por favor.
Les dejo en la puerta y rebusco en el cajón. ¿Qué nombre estaba usando ahora?
– Aquí tienen. ¿Hay algún problema?
– Buscamos a Francisca García.
No me suena haber usado ese nombre anteriormente.
– Siento no serles de más ayuda. No conozco a ninguna Francisca, ni Francis, ni Paca, ni Paqui, ni Paquita. Tal vez fuera una anterior inquilina. No llevo demasiado tiempo viviendo aquí.
Les doy el teléfono de mi casero y el mío, porque siempre me han gustado los hombres con uniforme, pregunto con picardía el motivo por el que la buscan, muy aburrido, solo es una citación para un juicio, y sin más se van.
Qué razón tenía mi padre que siempre decía: “Delante de la policía muéstrate segura y todo saldrá bien.”

Anuncios

59 pensamientos en “Visita inesperada

  1. Si me pasa a mi!!!!!!!
    Og . Seguro empiezoo a tar ta mude ar. Me pillan seguro, aunque no fuese yo a la que buscan.
    Sin duda, la seguridad, y tranquilidad, ha sido, tu salvación.

    Le gusta a 1 persona

  2. Nadie dice que seas una asesina. ¿O acaso en el relato describes cómo matas a alguien? Sólo lo troceas.Eso es otra cosa, pero asesina no.(Por intentar compensar mi comentario sobre tu supuesto alcoholismo) 😉

    Le gusta a 1 persona

  3. Ya ves, que a la que debemos de temer todos es a ti. Pero está bien, tus consejos son sabios, mientras te muestres segura, todo saldrá bien. Y guapa, eso siempre ayuda, especialmente con policias masculinos. O femeninos, uno nunca sabe, no está de más coquetear un poco 😉

    Le gusta a 3 personas

    • ¿Seguimos con lo de dar miedo? Yo creo que gana Daniel, por derivar la culpa en otro. (Otro sabio consejo.)
      Probaré lo de coquetear. Ya te diré si funciona y si es el caso, te citaré: “Qué razón tenía Rosa.”

      Le gusta a 1 persona

Piensa conmigo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s