Happy/Sad birthday

2015

birthday-818424_1920
Tengo la cabeza a punto de explotar, pero quería escribir lo que pasó ayer antes de que los recuerdos se vuelvan más difusos incluso. ¡Puto Larramendi! Él sí que sabe cómo montar fiestas sorpresa, aunque de sorpresa ya tengan poco después de dos años siendo el encargado de las celebraciones, pero el hombre se lo curra, y debemos decir lo anonadados que estamos al descubrir a todos los familiares y amigos escondidos por cualquier rincón de la casa. Pero de eso ya hablaré luego.
Por la mañana fui a desayunar a la cafetería de siempre con papá, mamá y la tía. Papá estaba de mal humor porque en el trabajo solo le habían permitido coger dos horas, pero procuró no mostrarlo para no arruinarme la primera porción de tarta del día. Mamá y la tía se saltaron la dieta por mí, alegando que solo es una vez al año, y luego quejándose cuando fuimos de compras porque cierta ropa no les sentaba bien. Si papá supiera la mañana que me dieron, se hubiera alegrado de estar en el trabajo. La verdad es que lo pasamos genial, pero si hay algo que he heredado de ellas es que adoro quejarme sin motivo.
Cargadas con infinidad de bolsas, más suyas que mías, por cierto, fuimos a casa de la abuela que ya nos esperaba con la mesa puesta y el estofado en la olla. Aunque ahora tengo resaca y ninguna gana de comer por las arcadas, me zamparía otros tres platos. Lástima que me olvidara el tupper.
En la comida creo que fue cuando empecé a estar bajo los efectos del alcohol porque no me importó que todos los primos me cantaran, ni que luego no me dejaran echarme la siesta en el sofá porque querían jugar a no sé qué juego de carreras. Jugué, por supuesto, y les di una paliza a todos, aunque no estoy segura de si me dejaron ganar, porque a la noche me pidieron la revancha y fui yo la apaleada, pero les sigo adorando.
Paola me vino a buscar porque, aunque con un videojuego fuera capaz de conducir, en la realidad si atropellas a alguien tiene consecuencias. La edad, dicen, da responsabilidad.
En el cine ya nos estaban esperando Adriana, Mauri, Edu, Rui, Claudia y la Cami. Esta última se tiró toda la película con los ojos cerrados. Si es que por hacerme feliz hacen cualquier cosa, incluso ver cómo mueren, mejor dicho: matan brutalmente uno a uno a todos los críos que habían decidido jugar al ouija. Lo bueno es que no les quedó buen estómago y pude zamparme las palomitas de todos.
Cuando terminó la película me fui con Pao a su casa, que me invitó a cenar con su familia, pero como si fuera la mía. No solo acepté por eso, también porque sabía que en mi hogar, dulce hogar, Larramendi estaba preparando todo, y porque si tengo que cenar en un sitio que no sea la casa de mi abuela, que sea en la de Rita, gran cocinera y madre que parió a mi mejor amiga y que me cuida como si fuera su hija, pero siendo más permisiva. Ni sé las copas de champán que me puso. Obvio que luego necesité de su ayuda para maquillarme. No hay nada que no se le dé bien a esa mujer.
Y llegó la hora de la sorpresa. Con mi madre postiza y Paola salimos para mi casa. No creía que detrás de un sofá cogieran tantas personas. Larramendi había conseguido que viniera incluso Martín y eso sí que no me lo esperaba. Desde que se mudó el año pasado no lo había vuelto a ver. ¡Puto Larramendi! El sí que sabe cómo hacerme feliz. Solo él es capaz de que todo el mundo deje sus vidas y se junten en veinte metros cuadrados. El mejor regalo, sin duda, es él, pero también los abrazos y besos que recibí de toda mi gente, sin despreciar lo material. Ahora mismo estoy estrenando la pluma que me regaló papá. ¡¡Cómo si no se hubieran gastado bastante dinero en la compra de la mañana!! También parece que quise estrenar el pijama que me regaló la vecina, pero no lo recuerdo porque es lo que pasa cuando te regalan una botella de absenta, culpa de Paola. Espero que el ordenador que me compraron entre algunos sobreviviera, porque me suena que el jarrón de la abuela terminó hecho añicos cuando jugábamos al juego de coches que me regalaron los primos con su consola vieja. Larramendi me premió con una ouija. ¡Chiflado! Creo que también jugamos. Jugamos, bailamos, reímos, bebimos… Fue el mejor día de mi vida o casi.

2016

non-376543_1920
Ya no tengo motivos para seguir con esta tradición estúpida de escribir acerca de mi cumpleaños. Ya nada es como el año pasado, ya nada es como el pasado, y aunque a veces cuando leo estas páginas me sorprendo creyendo que puede volver a ser igual, sé que es imposible, por mucho que al soplar las velas, que no tengo, lo pida como deseo. Todo cambió después de esa noche de 2015. Todos los que me importaban, mis padres, mi tía, mis primos, mi abuela, Larramendi, Paola y Rita, Adriana, Mauri, Edu, Rui, Claudia, la Cami, Martín, mis vecinos y el resto de mis amigos ya no están, y me duele tanto el vacío que dejaron en mi vida… No hay un día que no piense en ellos y trate de recordar lo que sucedió, pero lo único que veo es aquella escena con la que me encontré al salir de la habitación, después de haber plasmado aquí su último día. Veo sus caras reflejando el terror y el dolor que padecieron antes de morir en mi salón. Y yo soy la culpable, yo los maté a todos, me di una ducha y me metí en la cama. Así lo demostraron las pruebas y por ello he sido condenada a cadena perpetua. Dicen que sufrí un brote psicótico y que no saben qué pudo provocarlo. Yo lo sospecho, y más en un día como hoy, que lo siento en mí, lo siento dentro, como queriendo salir. Nunca debimos jugar a la ouija.



Copyrighted.com Registered & Protected 
6FU2-VBIF-MYJF-QXLD



Me doy cuenta de que estoy publicando un jueves, pero es por una buena causa. Adivinad. Sí… ¡Es mi cumpleaños! ¿Quién se anima a venir a la fiesta que prepara Larramendi? Me vale con que me felicitéis.

Anuncios

102 comentarios en “Happy/Sad birthday

  1. Nunca me gustaron las felicitaciones de cumpleaños y menos quizá si estas caen en jueves, y mucho menos todavía si… No me importa, me importas tú, aunque no me importes, de modo que no te voy a felicitar, pero sí que te voy a desear que sea aquí o allá, haciendo esto o lo otro, seas feliz, tanto como puedas soportar.
    Maldita sea, voy a romper la norma… De nuevo no me importa… Felicidades Hen!
    Siempre.

    Le gusta a 4 personas

    • Ooooh, que seas el primero en felicirtarme por aquí me llena de satisfacción y desagrado a partes iguales. Pero como es un día especial, aunque tú tengas algo en contra de los jueves, el único de los 365 en el que hago el esfuerzo de portarme bien, te diré que siendo jueves, viernes o sábado, me alegra saber de ti. Gracias, Lot.

      Le gusta a 2 personas

  2. No se por que no me sorprende un relato de estas características, bueno si lo se pero me lo guardo en lo profunde de mi mente. Felicitarte? No, no lo voy a hacer por que ya lo he hecho y no me gusta ser cansino ni repetitivo. En cuanto a lo de ir a la fiesta lo haría encantado de la vida o de la muerte. Alguien dijo (Creo que fue en una peli del oeste) Cualquier día es bueno para morir, y si es después de pegarse una buena fiesta con grandes amigos, mejor que mejor. A ese tal Larramendi no lo conozco así que no puedo hablar ni bien, ni bien de el, pero si te cae bien a ti debe de ser de lo peorcito que a parido madre.
    Bueno lo dicho, a que hora es la fiesta? XD XD

    Le gusta a 2 personas

  3. ¡Felicidades! Ya sé por qué nunca he querido apuntarme a tu fiesta de cumpleaños… De todas formas, si alguna vez me apunto, como soy abstemio, cuando te vea coger el cuchillo me voy marchando si eso… 🙂 Me ha encantado el relato. Pero no le eches la culpa a que los mataste porque te habían poseído. Lo hiciste porque en el fondo te gusta… Besitos.

    Le gusta a 1 persona

  4. Como dijo Antonio, a mi tampoco me sorprende un relato de estas características…y yo si me atrevo a celebrarlo, pero ojala con bastante alcohol y si nos vas a matar luego, que por lo menos hagamos una gran orgía antes…Feliz cumple Henar…26 ya…suena fuerte.

    Le gusta a 1 persona

  5. Que los cumplas felizzzzzzzzz Que los cumplasss felizzzzzzz Que los cumplasssssss, Henarcita lindaaaaaaa…… queeeeeee los cumplassssssss feeeeeeeelizzzzzzzzzz….
    (espero no haber desafinado)
    Aplauso y beso!
    Y por cierto…. quién es Larramendi?

    Abrazo cumpleañero, chiquilla linda!!! 🙂

    Le gusta a 1 persona

  6. Larramendi es un genio… me encantó el relato… y eso de la fiesta sorpresa sus aventuras y desventuras… Espero que la hayas pasado genial.
    Te mando un fuerte abrazo y al menos llegué no tan atrasada… casi que un día después es excusable… Aquileana ☀️

    Le gusta a 1 persona

  7. Muchas felicidades de parte de otra segoviana,,..A ver si un día nos cruzamos las miradas y nos conocemos, te podría contar secretos de Larramendi y la historia podría dar un giro de 180º…,,escribes fenomenal!!…
    Por cierto ayer me descargue tu libro….no piensas presentarlo en sociedad??..El Santana sería un lugar perfecto. incluso yo podría mediar por ti….un beso.

    Le gusta a 2 personas

    • ¿Segoviana? La primera que conozco por estos lares. Ya me he imaginado el momento cruce de miradas con mucha magia (la pondrías tú) y después algo de cotilleo.
      Muchas gracias por todo. Tantas cosas me has regalado… Por ejemplo tu interés. La verdad es que no tenía pensado presentar el libro. Que me lo propongas ya me deja anonadada. Quizás para el segundo… No sé. Solo sé que debo darte las gracias y esperar que el libro te guste.
      Besos.

      Le gusta a 1 persona

    • Soy muy desordenada y suelo descolocar hasta a las personas jejej
      Nunca llevaría la contraria a una asesina,,,así que como desees…..pero te voy a dar una última oportunidad , yo estaré en el Santana hoy desde las 8,30 hasta que acabe el recital de música y poesía , si vas llévate un libro….me conocerás porque te embrujaré con mi mirada y no podrás sacarme prenda de Larramendi,nunca lo traicionaría, son muchos años de sentimientos, de disposición de afinidad profunda,,,,y matarme no creo que puedas porque se te jodería el chollo,,jaja… un beso.
      PD: Conoces a Carlos Tarque? pues será el encargado de poner música en nuestros oídos.

      Le gusta a 1 persona

    • Lástima que ayer estuve fuera. Me hubiera gustado asistir a esa cita a ciegas. 😉
      Aunque asesina, tengo emociones, y solo de pensar en el “chollo” me pongo de los nervios. En fin, que soy rarita. Ya me irás conociendo como a Larramendi.
      P.D. Ni idea de quién es Carlos, pero me has creado curiosidad y voy a buscarlo.

      Le gusta a 1 persona

  8. ¡Horror! qué paso?
    Descubro que mi felicitación y comentario de ayer se han perdido. Pensando que quizás había entrado por triplicado por problemas al mandarlo, resulta que se volatilizó.
    Trataré de reproducirlo.

    “Henar, mi querida niña, muchísimas felicidades!
    Lamento haber llegado tarde a tu fiesta por culpa del transporte público.
    Cuando he llegado la fiesta ya había terminado, solo encontré restos sobre la mesa entre los que pude recuperar un trocito de deliciosa tarta.
    Con la ilusión que me hacía conocer a Larramendi, porque se trataba de Ramón Larramendi, el explorador ártico, no es así? Pues ahora sí que siente el frío… eterno.
    Lamento lo ocurrido, voy ahora mismo a visitarte en la cárcel y darte mi más amoroso abrazo; siento no llevarte una lima, las buenas abultaban demasiado, en cambio te llevo un descodificador y una ganzúa por si el progreso no ha llegado a alguna puerta.
    Por si no llego en horas de visita, te mando un gran abrazo y mil besos y mi deseo de que celebres muchos más cumpleaños, en libertad por supuesto, no pueden hacerte culpable de lo que la ouija ocasionó, que la condenen a ella a cadena perpetua o al fuego eterno.
    Te quiero, mi amor.”

    Le gusta a 1 persona

    • No sé cómo sería la versión original, pero la segunda toma te ha quedado bien.
      Muchas gracias y no te preocupes. Resulta que en la cárcel me permiten volver a celebrar mi cumpleaños. No sé, quizá se han tragado que estoy deprimida. El caso es que me dejan invitar a los que no pudieron asistir. Y está bien, porque así puedes meter la ganzúa y el aparatejo en la caja del regalo. La otra forma de colarlo no te iba a gustar. Si me permites una petición más, querida amiga, voy a decirte la dirección de mi abogado. Ya sabes lo que tienes que hacer. Para compensarte he rogado que recreen también la otra tarta, aunque sé que sin trozos de carne y sangre no te va a gustar tanto.
      Te espero. No tengo prisa.

      Le gusta a 1 persona

    • Siendo por ti, cualquier método para hacerte llegar el descodificador lo acepto, además es pequeñito y sin aristas lo mismo que la ganzúa que va en una funda redondeada.
      Espérame (qué remedio!) pronto estaré a tu lado, amor.

      Me gusta

  9. FELIZ CUMPLEAÑOS ¿Absenta 75°? > Lo demás es basura europea que engaña a sus ciudadanos simulando que permite cosas prohibidas.
    Eres una joven sociópata que aún puede festejar. Disfruta. Con los años alguna gente se vuelve xtreme sociópata.
    FELIZ CUMPLEAÑOS ❤

    Le gusta a 1 persona

    • Hola, Jordi. 🙂
      Muchas gracias por tu felicitación tardía y buenos deseos acompañados de “insultos”. Ya no recordaba lo que se sentía. Igual que me pasó con la absenta de 86º. Hace poco la re-probé y no sabría decir si es basura, pero que me dieron ganas de tirarla sí.

      Me gusta

Piensa conmigo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s