Cada diez palabras, la verdad

Te escribo porque necesito aclararte lo que me ocurre. Todo se ha complicado. No entiendo muy bien qué es lo que ha pasado. De pronto me he encontrado con que lo que me atraía de ti, lo aborrezco, y he creído que merecías saberlo. No soporto tu personalidad, queda dicho. Siempre alegre, con chistes, riendo, como si el mundo no fuera una pura bazofia… No me digas que no es raro. Eres peculiar, lo sé. No conozco a nadie más que robe flores para entregarlas a los taciturnos desconocidos que caminen por la calle. A estas alturas me parece una auténtica locura que en todos los billetes escribas una elaborada poesía para darle un verdadero valor. Te engañas. Es mentira aquello que dices de que somos todo lo libres que queremos ser. «Volemos»: uno de tus mandamientos que ahora me irritan. Me irrito por haberte apodado cariñosamente Colibrí. Lo repito, irritación porque me he visto atrapado en tu redes sin darme cuenta, pero soy inteligente y he salido, puedes creerlo. Ya no me nublas el juicio con tu sexualidad para convertirme en lo que querías desde el principio. Todavía no me he perdido entre tus zalamerías. Aún me consigo reconocer como quien disfruta de la buena música sin poner el grito en el cielo. No es que me dé miedo que los rancios vecinos llamen a la policía. Es que prefiero no acallar mis pensamientos como tú haces. Lo siento. Quizá me estoy excediendo un poco, pero debes comprender por qué me he ido distanciando. Lo prometo, intento hacer lo correcto. No quiero hacerte daño. Fue algo ardiente, y mucho, sin embargo, el tiempo acabó sofocando las llamas, lo que tantas y tantas veces pasa. Espero que tú también te percates de lo que encierra oculto esta carta. Solo quiero que encuentres pistas en las palabras múltiplos de diez.

sherlock-holmes-462957_1920.jpg

Anuncios

290 pensamientos en “Cada diez palabras, la verdad

  1. Me ha cogido resacoso de la semana santa para ponerme a contar ahora. Pero espero que acabe muerto por jugar con tus sentimientos, ¿pero bueno que digo? Si al final todos acaban muertos por jugar o por no jugar da igual su final siempre es el mismo, no se si eres una la viuda negra o una mantis religiosa. 🙂

    Le gusta a 1 persona

  2. Guau…qué fuerte y contundente. Me da muchas cosas que pensar. Entiendo esa sensación de que de repente todo lo que te atraía de alguien de repente lo aborrezcas, o que cambies radicalmente tu forma de ver o de sentir hacia alguien…porque creo que he vivido episodios de estos varias veces…Puede pasar cuando uno se vuelve muy crítico, o se desengaña por algo, o incluso tras una discusión, o simplemente cuando esas llamas se empiezan a apagar, como dices. De todas formas, me parece por lo que explicas que ese tipo era una mezcla de (intentaré definirlo)…graciosillo-romanticón-cursi-pesadito de cojones-iluso que intenta hacerse el ingenioso y el original-embaucador-inmaduro…Bueno, es un improvisado intento de definición. Lo digo en parte por lo de las poesías en los billetes (muy idealista, habrá gente así, quizá) y lo de “volemos”, romántico y cursilón pero poco realista. Y lo de “colibrí” ya le gana de calle en cuanto a cursi…A mí una tía me llama colibrí y creo que corto de raíz con ella, o le pido que no lo repita, o que me trague la tierra. Interesante lo de los múltiplos de 10, veo que empieza con “todo” y sigue con “lo”…Ya me has picado la curiosidad, abro nueva pestaña, cuento las palabras clave y comento. A mí no me da pereza cuando algo es interesante y lo merece.

    Le gusta a 1 persona

    • Jue, pues sí que te ha dado para pensar.
      Es fácil desencantarse, creo, igual que encoñarse. Entre unos y otros tendemos a sacarnos de quicio. Lo que un día son rosas al día siguiente puede ser una gran cagada. Volátiles que somos.
      ¿Eres inquieto? Si no lo eres, estás a salvo de que nadie te llame de ese modo. ¿Prefieres Gordi, Cosita o algo por el estilo? 😉
      Más preguntas: ¿Eres psicólogo? Más que nada para saber si tengo que enmascarar mi locura.

      Me gusta

  3. Los múltiplos de 10, ahí van…”Todo lo que he dicho no es más que una elaborada mentira que me repito sin creerlo para no reconocer el miedo que siento por lo mucho que te quiero”. Joder, estoy agotado. Pensaba que quizá deshago y estropeo todo el misterio publicando ahora este comentario (lo siento, en ese caso lo borras). Complicadita la niña, aunque todos tenemos miedo, eso sin duda alguna. Por lo menos te enfrentas a él y lo reconoces. Por otro lado, nadie es perfecto, amar incluso los defectos de alguien es algo hermoso.

    Le gusta a 2 personas

  4. Vuelvo a comentar, qué pesado. Es que releyendo mi primer comentario me ha dado por pensar que quizá me he pasado unos cuantos pueblos y que he sido muy bestia y muy duro con mis juicios. Es decir, a lo mejor has estado describiendo cosas reales para ti, una relación tuya en el presente o el pasado, con algún novio o ex-novio, y quizá sentimientos tuyos. Bueno, no quería ser ofensivo en todo caso. No puedo saber si todo esto refleja experiencias reales tuyas o quizá cercanas, o es totalmente literario o inventado. Quizá has descrito un novio tuyo, y voy yo y lo pongo de vuelta y media…En fin, estaría bien que me despejaras esta duda, si quieres.

    Le gusta a 1 persona

    • Soy un poco cruel y disfruto con la culpabilidad de la gente. ¿Te imaginas? Yo aquí mostrando mi alma y tú despotricando por alguien a quien quiero. Me resulta divertido. Me he reido.
      Para tu tranquilidad, escribo ficción. Puede que a veces haya algo de realidad, pedacitos escondidos entre las líneas, pero normalmente me dejo llevar por lo que me obliga la idea a redactar.

      Le gusta a 1 persona

  5. ¿Henar es un nombre, o es ficción o pseudónimo? Te contesto varias cosas. No, no soy psicólogo. Que me llamen gordi o noséqué, tampoco, menos aún colibrí -aún me da repelús- me conformo con un “cariño” o cosas normales. Yo pensé que el relato podía ser ficción, lo asumí inconscientemente al leerlo, fue después de despotricar sobre ese señor que pensé que podía describir una relación tuya presente o pasada, a una persona, etc, y pensé que quizá me había pasado. Mejor si es ficción, me quitas cierto peso de encima. Lo de “cachonda”…pues a mí me encantan los dos sentidos de la palabra, yo de ti no me preocuparía demasiado por ese detallito.

    Le gusta a 2 personas

  6. Como comenté, la tontería de la paja y el pajar me dio que pensar en el vocablo henar y en el heno…lo busqué y mi intuición resultó ser acertada: Heno y henar. Así que sintiéndolo mucho, ahora podremos o podré hacerte la coña de “es más difícil de encontrar que una aguja en un henar.” O de descifrar, aunque este relato pudo descifrarse. ¿Mi nombre real…? No es secreto de estado, pero tampoco es un dato en absoluto relevante. De momento, seguiré así, de incógnito. Llámame what si quieres.

    Le gusta a 1 persona

    • Muchas gracias. ¿Qué decirte yo? Poco, porque por lo que he visto, sospecho que te va a ir muy bien. Sigue con la autenticidad. El principio cuesta. Pocos blogs superan el mes debido al desánimo que provoca las pocas visitas, pero tú has empezado bien, leyendo a la par que escribes. Así deben ser los primeros pasos, dar tu tiempo para recibir el de otros.

      Le gusta a 1 persona

Piensa conmigo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s