La vida y la muerte son peligrosaz

city-1420442_1920.jpg

Siempre ha sido así, dicen adiestrados a que la esfera, en la que habitamos, gire alrededor del peligro. Escucho todos los días mentiras partidas a mitades. Mi memoria no falla tanto como la suya. Recuerdo que antes no te jugabas un tiro en la cabeza cada vez que apostabas por doblar una esquina. Aún rememoro noches en las que se podía caminar solo por callejones oscuros y sin miedo a caer como rata en una trampa.

Ratas, apetitosas ratas… Ni ratas quedan. Supongo que fueron más listas y huyeron, o nosotros no lo fuimos y nos las comimos sin pensar en lo duro que sería este invierno. Ahora es cuando tenemos que decidir qué pesa más, si el hambre o la glotonería por vivir. Nos miramos en un aguardar, damos tiempo para que salga a la palestra el temerario, o el más famélico, y nos empuje a sacrificarnos. Creo que saber que no moriremos solos nos consuela. Si salimos a la perdición unidos, tenemos alguna posibilidad de ganar algo que llevarnos a la boca. En la última expedición, saboreé a un gato que se había ahorcado con su cola, por el alto precio de tres amigos esparcidos por el suelo en cachitos. Fueron pocos. Cada vez somos menos, aunque a veces se suman más a nosotros.

Hoy he conocido a Gruug. Me ha contado que venía de un lugar donde todavía existía el silencio. Le he llamado loco. Otro cuarto de mentira. Está loco por no haberse quedado allí, pero menos que los que aquí vivimos o morimos, que perdimos toda cordura con el ruido. Explosiones, el fuego, disparos, gritos, quejidos… desde el amanecer hasta… el amanecer.

Me levantaría y propondría a todos dejar este pútrido hogar y entregárselo a la comida que nos ha vencido, pero no tengo fuerzas. Sé que todos sabemos que esos salvajes no descansarán hasta que exterminen el último de los nuestros. Dicen que un día fuimos ellos. Tiene que ser una mentira completa. Nosotros cazamos para alimentarnos. Ellos se divierten desde que descubrieron que eran más fuertes.

Anuncios

220 pensamientos en “La vida y la muerte son peligrosaz

    • Mi querida Hernán, me encantó…ésta ficción, aunque con una visión futurista, o por lo menos a mi me resulta, es muy actual, ya que algunos de éstos aspectos como humanidad ya los vivenciamos…más que lúgubre, yo diría, atrapante trama de una civilización que ya ha colapsado…me imagino que continuará….abrazos….

      Me gusta

    • Hernán… ¿Es un nombre de por allá? Quizá alguna vez lo use de pseudónimo. Lo cierto es que sí, que es una realidad exagerada, que no tardando mucho, al ritmo que vamos, llegará. Entonces descubrirás cómo se desenlazará, que yo no tengo intención de continuarla. Soy así de cruel. 😉 Un abrazo y muchas gracias.

      Le gusta a 1 persona

    • AHHHHH, no lo creo que seas cruel, tu misma vas a querer saber que le sucede a tus personajes…abrazos, y si por ahí no estoy viendo que publicaste lo que sigue, avísame a mi post último, y me enteraré para leerlo, porque a veces los post, pasan tan rápido que demoramos un ratito en mirar y ya nos lo perdemos…abrazos…

      Me gusta

    • Tengo tantos personajes… Puede que una gran mayoría estén cabreados conmigo. Lo buenos es que, si no les doy voz, no tengo que escuchar sus berrinches.
      Tranquila. No pasa nada si no siempre me lees. Ojalá yo no me perdiera ninguna de vuestras demostraciones de talento, pero el tiempo no da.

      Le gusta a 1 persona

    • Cuando lo tengas avísame, me encantó el relato…y me parece que da para más, en todo caso publica pequeños pedazos, pues creo que tienes entre manos el comienzo de una historia que da para mucho más, no soy muy entendida en el tema, pero por intuición opino, consulta con los que saben, pero creo que la trama se perfila muy buena para desarrollarla, abrazotes….

      Le gusta a 1 persona

    • Jue. Con estas palabras de aliento -que sí vienen de alguien que sabe en mi opinión-, veo un inicio prometedor. Espero que la gasolina que me has dado prenda por mucho tiempo, el suficiente para acabar otros proyectos. Aunque ya tenga cosas en mente para esta historia y me muera por continuarla, debo centrarme, que soy un desastre y no termino nada.

      Le gusta a 1 persona

    • No tienes nada que agradecerme. Si acaso debería hacerlo yo, puesto que el interés que muestras no se ve en todas partes. Feliz fin de semana, semana, mes, año, vida… Paro, que seguramente renovaré mis deseos.

      Le gusta a 1 persona

  1. Mi querida “H” me encanta cuando escribes de esta forma. Terminas siendo una crítica social, dentro de la cual no sentimos todos incluidos, así como dijo Esperanza por ahí.
    Vivir es lo más peligroso que tiene la vida, como dice A. Sanz en un de sus canciones.
    Y es como dices a veces quisiéramos irnos y dejar todo, está sociedad, el país, una relación, pero la comodidad y el letargo nos han entumecido.
    Somos asesinos de nuestros sueños, y luego pretendemos que se nos realicen.
    Me siento “sacudida” con esta entrada, así que una vez más lo lograste. Tus súper poderes a mil!

    Grandes abrazos para ti, querida “H”.

    Le gusta a 1 persona

    • Amada Awilda:
      Tus comentarios sí que son sacudidas. Como el buen martini, me agitas, no revuelves, con tu presencia, sacando todo el jugo de mis limones escritos. Hemos dejado que nos conviertan en zombis, sí, y ciertamente, además de entumecidos, estamos algo podridos. Debemos comer más cerebros, hacernos más listos e intentar cambiar. Nadie lo hará por nosotros. Nadie saldrá a la palestra con buenas intenciones, porque el egoismo nos corrompe.
      Ya dejo el discurso, que con tu comentario me había crecido.
      Abrazos, bella.

      Le gusta a 1 persona

    • El egoísmo nos corrompe,
      El AMOR nos redime.
      Asit que salgamos a conquistar los territorios perdidos por la rabia y sembremos de nuevo la sensibilidad y la pasión que aun podemos tener.
      En tu corazón es posible!
      Te quiero grande, querida Henar!

      Le gusta a 1 persona

    • Pienso que con el amor siempre va el egoísmo de la mano. Por ejemplo, yo te quiero, y deseo hablar todo lo posible contigo, aunque te robe de otras manos.
      Si tú nos guías, la batalla estará ganada, y sin cubrir el suelo de rojo, más bien de los colores de las flores.

      Le gusta a 1 persona

    • El egoísmo es natural en el ser humano (que termina no siéndolo tanto) nadir tiene que enseñarnos a serlo; y el amor… bueno, hay que cultivarlo y cuando está en nosotros o con nosotros, cuidarlo.

      Amamos y queremos que el destinatario del sentimiento nos corresponda, y no se vaya tras otros amores y emociones, y casi nunca resulta como queremos. Pero sabes que? Me gusta ese amor en quien puedo confiar, porque no requiere de ser atado; y simplemente comprueba que a pesar de saber que hay tanto que pudiera encontrar fuera de mi, y aun mucho mejor que yo, naturalmente vuelve a mi, porque es a mi lado que se siente completo, libre y en toda certidumbre de ser él mismo. Utópico? Puede que si! Cursi? Hasta los huesos!
      Puede que no lo haya alcanzado de un todo, pero se del sentimiento egoísta y del sentimiento que abre las manos para dejar salir y también recibir. Es algo complejo y profundo, pero me gusta.
      Asi que mientras, yo encantada de que tu estés aquí compartiendo conmigo “La Vida y La Muerte”
      Abrazo mi “H”

      Me gusta

    • Touché, amor. Me dejas en tal estado de mudez, que solo puedo darte la razón, incluso en lo de cursi, pero ahí radica tu encantanto. No hay muchas personas así. Me gustaría pensar que eres producto de la evolución, que algún día todos seremos como tú. Lo sé, en el fondo soy una soñadora.

      Le gusta a 1 persona

  2. Déjate cazar por una calabaza gigante y échate a rodar calle abajo veras como te ríes cuando se te pase el mareo y veas la que has organizado. Es difícil que un gato se ahorque con su propia cola (más difícil aún con su rabo) Interesante relato.

    Le gusta a 1 persona

  3. He estado hibernando fuera de este universo un par de semanas. A la que abro mi cápsula digital me encuentro con un mundo ruidosos, pestilente y degenerado, una horda pseudo humana que pretende merendárseme y me doy de frente con unos cýborgs que practican el tiro al blanco conmigo.
    ¿Alguien se cree que sea normal que después de tanto tiempo fuera quiera, sin embargo volver, aún sabiendo que voy a encontrar mi alma encogida por la mano que sostiene la pluma?
    Sí, soy adicto a Henar.

    Me gusta

    • Fran, qué alegría verte. Pensé que una de tus creaciones había tomado vida, más de la que ya le das, y te había quitado la tuya. No te imaginas el alivio que he sentido. Así puedo seguir drogándote para que alucines. Hasta que no te vuelvas loco, no tengo intención de parar. Mañana toca que tu alma vuele con mariposas mutantes. No, no es verdad.

      Le gusta a 1 persona

    • Jajaja, ¿loco yo? Bien, quizá sí. Por eso es imposible que me vuelvas loco. Puedes aplastarme neuronas, pero no me afecta. Por exceso o por ausencia, o por reproducción infinita, inexistente realmente, no lo sé.
      Pero, como hijo del Guadiana que soy —y trabajador por cuenta ajena—, es de esperar alguna desaparición con ulterior resurrección imprevista. A alguien le contesté hace poco que puede que la resurrección material de cosas muertas dé miedo. ¡Pero el olor es insoportable!

      Me gusta

Piensa conmigo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s