Avalancha: El mundo es la nieve y él, la montaña

mount-everest-276995_1920.jpg

Cada día damos un paso para alejarnos más de la paz y le da igual. Se echa tranquilo a dormir sabiendo que guerras que empezaron a pedradas no acaban. Sueña con semáforos que hablan y no con un futuro donde adviertan que nadie gana, que no tiene sentido, que no merece la pena, y la pena tenga su feliz fin. Sale el sol que ahora calienta más y, mientras desayuna descansado, ve las noticias sin un ápice de empatía por los muchos inocentes que murieron sin refugio por la noche. No pone el grito en el cielo, que debe estar lleno, ni cavila en si Satán está dando el justo castigo a curas que violaron a niños, por ejemplo, o a los cobardes que mataron a sus mujeres. Seguro que allí abajo no hay paro. Que lo haya, que suba, que baje o que forme parte de la cola, no le quita el hambre. Se come la crisis y deja restos en el plato que van a la basura sin pasar por el reciclado. Ayuda a aumentar el estercolero de la humanidad, como si no apestara ya. Le importa una mierda los que apenas conocen el sabor del pan. Mira sus huesecitos sobresalientes sin apartar la vista de la revista. No hay culpabilidad porque cuando hablan de justicia simplemente se ríe. Solo en el diccionario de fantasías, esa palabra existe. Que se lo digan a la cría que desahuciaron de su casa de muñecas. ¿Murió de frío en la calle? Ya no se acuerda. No marcó un hito en su vida. Quizás se uniera a las prostitutas por obligación o los yonquis que saluda de camino al mercado sin ofrecerles más que una sonrisa. ¿Con lo simpático que es y desean robarle la cartera? Se la daría. Total, el que no roba, no mama, y estos, al menos, lo hacen a la cara. Se les quitan pasamontañas a algunos casos de corrupción y no se siente más a salvo, en realidad, le es indiferente. La vida sigue hasta que puede que un policía le dé una paliza, le claven una navaja en el nombre del poderoso dinero o los terroristas le peguen un tiro o pongan una bomba debajo de su culo. Quizás muera porque tenga un accidente por culpa de un tío que iba borracho. Tal vez le aplaste un suicida, o se le caiga su casa de barata construcción encima. Puede que su existencia se vea truncada por una de tantas enfermedades o una catástrofe natural. Ya lo descubrirá, y puede que, incluso entonces, no le preocupe. La educación hizo que todo le resbale. Sin embargo, muestra interés cuando su devoción llega a casa. Le pregunta qué tal fue su día y como le diga que un desastre, abre la puerta a la indignación, entra en depresión, monta en cólera, los nervios le agarrotan, el miedo corre por su cuerpo, pero saca fuerzas, terquedad y motivación para hacer del mundo de ella un lugar mejor.

guy-407161_1920.jpg

Anuncios

84 pensamientos en “Avalancha: El mundo es la nieve y él, la montaña

  1. La educación es capaz de encallar el alma, pero incluso debajo del mayor de estas durezas hay carne tierna. Para hacerla aflorar necesitas otra educación, egoísmo, como el del protagonista con su amor. O se puede tirar de cuchillo.

    Le gusta a 1 persona

  2. Pingback: Premio muy inspirador Blogger | Junior

  3. Deja que cubra tu cuerpo y que al abrigo de mí el frío que sientes no te deje congelado. Deja que con mis copos limpie tus ojos, para que no avances a ciegas. No tendrás que pagar peaje… Solo dejarme a tu lado… Yo sin montaña no soy nada, tú sin mí perdida andas

    Le gusta a 1 persona

  4. Woe!
    Have un milagro cuando llega a casa.
    Si a pesar de todo lo que le circunda saca motivos de donde no los hay para animarla a ella… es un súper héroe.
    Será tu gemelo mi “H”.
    Ahora si, disfrutando leerte, porque al parecer va mejorabdo lo de la reducción eléctrica.
    Abrazo gigante!

    Le gusta a 1 persona

  5. Si el número, núm, núm es continuo estará bien. Ahora si hay algún sobresalto e intermitencia tendremos que ver el resto de los síntomas y medicar o quién sabe… Entrar al quirófano!

    “Tú amiga” sobrevivirá mi H”

    Me gusta

Piensa conmigo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s