Programación interrumpida

tv-46909_1280

Podría decir que se debe a motivos técnicos, que un terodáctilo se ha estrellado con nuestra antena, que desenchufamos un cable que no debimos para cargar el móvil, que los guionistas se escaparon de sus jaulas, que… Podría contar mil mentiras como acostumbran a hacer en la televisión. Podría y no lo voy a hacer. Me cuelo entre la sección Republishing porque quiero compartir la noticia que me ha llegado a través de Facebook.

news-1648518_1280.jpg

Escuchen aquí la típica musiquilla de telediario en lo que me pongo la corbata.

Bienvenidos a Pensando en la Oscuridad Directo en Diferido, donde noticias sin la menor importancia tienen cabida. Hoy les traemos la tierna historia de una muchacha que escribe historias que normalmente de tiernas tienen poco.

Vale. Paro. Hablar de mí en tercera persona me hace parecer más excéntrica de lo habitual.

He suspendido las colaboraciones pasadas, momentáneamente, luego seguiré, porque hoy es un día especial. Resulta que hoy es el primer aniversario de mi primer hijo. Sé que soy una mamá pésima. Tengo demasiadas historias en la cabeza. Por suerte las redes sociales a veces sirven para algo, en este caso para recordar la fecha. Así que a lo loco le estoy preparando una fiesta de cumpleaños.

happy-birthday-1688783_1280.jpg

Tarta de chocolate, con lo poco que me gusta. En fin, con los hijos toca hacer sacrificios.

Se lo debo después de todas las alegrías que me ha dado, obviando las noches sin dormir, y porque ha sido un gusto verlo crecer. El nene ya mide más de 800 descargas, aunque sigue teniendo las mismas páginas, los mismos cien relatos que lo componen. Mis primeras semillitas en el arte de la escritura. Pero no solo yo he puesto de mi parte. Vosotros me apoyastéis durante el largo parto y después me habéis ayudado a la hora de criarlo y cuidarlo. Os debo un enorme gracias, que extiendo para todos aquellos que todavía no hayan hecho de niñeras. En serio, necesito que alguien se lo quede esta noche para que me pueda ir de copas.

relatadura-1.jpg

Miradlo, os está poniendo pucheros. Sed buenos y acogedlo. Solo tenéis que hacer click encima de la fotografía o aquí para adoptarlo gratis. O si preferís tener uno igualito para achucharlo, podéis ir a Bubok o Amazon.

bubok.png

amazon.png

Anuncios

63 comentarios en “Programación interrumpida

  1. ¡Felicidades, “tierna muchacha”! (me quedo con los ojos abiertos de par en par mirando la Cordillera… “seguro tiene mucho de tierna escondido por allí”, ja).
    Qué placer el primer año de un hijo! Y justito me das pie para contarte que ya he sido niñera; se ha portado de maravillas y me he echado una panzada de risas y bocas abiertas de asombro. Este niño tiene 100 cosas para decir, y yo ya llegué a las Diez veces diez ;-). Mi conclusión, personal pero no menos valedera, es que eres una excelente madre. Así que… ponte a gozar y trae más hijos al mundo. Es una orden. Ja.

    (Luego te hago el sponsor publicitario, se me ocurre uno buenísimo pero no quiero tampoco cagarte el mercado… ja).

    Le gusta a 1 persona

  2. Hasta cuando te limitas a informar montas un relato «oscuro» de los tuyos: ¡Por un momento pensé que parabas de poner tus «cositas» aquí. He entrado en pánico. Como no tenía una bolsa de papel para hacer eso que hacen en las películas de aspirar y espirar; me he limitado a desmayarme. Luego, cuando me he recuperado, he seguido leyendo.
    Sí, lo confieso, yo leí «La Relatadura» y sobreviví. Es poco recomendable para los cardioflojos —palabreja que me acabo de inventar— como yo. Porque emociona de verdad, «teojuro».
    Y no tengas miedo. Todos los partos dejan secuelas, pero ahí tienes a madres como Corín Tellado con 5.000 hijos y Asimov con 500. No te cortes. Es bueno ser la coneja que pare sin cesar de la literatura y traer al mundo con que «endrogadiciar» a tus lectores.

    Le gusta a 2 personas

    • ¿Te he dicho alguna vez que me encanta que seas tan exagerado? Ahora te lo digo, no vayas a picharla por leer algo que no debes y me quede con la duda y necesidad, o peor, imagínate que muero yo del asombro por tomarte en serio.
      Tendré que proponerme engendrar sin tomar precaución. Si cojo alguna enfermedad mental, tendrás parte de la culpa, que lo sepas.

      Le gusta a 1 persona

Piensa conmigo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s