Vampire’s Dreams, según Francisco Torpeyvago y su relato

vampires-dreams-blogAntes de dejaros con Francisco, he de aclarar: Le he robado esta entrada con todo mi morro. A ver, que no es que la haya cogido con la boca, porque a saber dónde ha estado, además de en sus diestras manos, es que lo vi y la voz de mi cabeza dijo «si no te aprovechas de él para vender más libros, eres tonta del culo». ¿Cómo no hacer caso? Como es buena persona, después de darle las gracias, le pedí permiso para hacer el copia-pega y me lo dio.

Antes de leerlo, os recomiendo que visitéis su blog «Historias malditas, malditas historias», más que nada porque si le doy unas pocas visitas, no me sentiré tan en deuda.

Saludadlo de mi parte.


Origen:

Visita a tu abuelo —«Vampire’s dream», de Henar de Andrés—

Hace poco, poquísimo, Doña Henar de Andrés ha publicado su primera novela. Que no su primer libro, libro que ya mencionábamos en este mismo blog hace tiempo. «La Relatadura», para quien no lo recuerde. Pues esta muchacha, cuyo blog «Pensando en la Oscuridad» he recomendado varias veces, nos sorprende… Mentira cochina, no nos sorprende para nada que se haya marcado una novela vampiresca. Casi que si no fuese así, no sería Henar.

—Que sí, que hay relato, «mardito» malandrín, no presiones. Si ya sabes que no soy de hacer reseñas porque «me se» da fatal. Por eso hago estos relatos con la impresión que me ha causado el libro, releñes. Además, ya sabes que está al final, después de la diatriba correspondiente.—

El estilo «oscuro» que marca los relatos de Henar salpica esta obra, que aún tengo a medias, todo hay que decirlo, y que es su particularísima firma literaria, incluyendo su especia habitual: el hematohumor. Por cierto, que según confiesa ella misma, esta novela comenzó a gestarse antes incluso que «La Relatadura».

Para aquellos que además de leerlo en forma y manera de gas byteriano lo quieran tener en formato sólido, también se puede adquirir como tocho celulósico, entiéndase libro. Y, como extra en ambas versiones, un estupendo prólogo de Óscar.

En fin, paciente, y sin embargo impaciente, lector, te dejo con un pequeño micro —autoplagiado del comentario a la promesa de que iba a aparecer esta novela hace meses de la propia Henar—. ¿Qué estaba diciendo? ¡Ah, sí!, que no me enrollo más y ahí queda un pequeño… un pequeño… bueno, está claro que es pequeño.


Visita a tu abuelo

—¿Se ha fijado en la cantidad de mofas humorísitcas, algunas incluso infantiles, que se hace de los vampiros, sus falsas mitificaciones, sus personajes intrascendentes, sus trivializadas historias, esas brujitas con trajes de colores y maquillaje negro pero caritas sonrosadas que salvan al mundo bebiendo horchata, esos niñitos con capa y gato «Lucifer» que luchan contra malísimos hombreslobo como si jugasen al parchís, adolescentes horteras disfrazadas de monstruitas con gran mezcolanza de atributos incompatibles entre sí, directores de hotel humanizados, los chistes de vampiros mellados, de vampiresas en tanga, de murciélagos miopes?

»¿Y qué me dice del alimento? ¿Cuánto no se habla de asaltos a bancos de sangre y transporte de bolsas para transfusiones? ¿De maneras de mantener la sangre líquida fuera de un cuerpo —y de mitos alrededor de sustancias casi mágicas como el citrato de sodio—? ¿De vampiros «buenos» desde un punto de vista humano que cometen las mayores atrocidades para con sus cuerpos por no alimentarse como debe?

»Personajes, es lo que he dicho, personajes ordinarios y vulgares con los que se burlan de toda una civilización a la que han puesto como símbolo un par de colmillos y que han convertido en bufones desdentándolos, vulgarizándolos y haciéndolos «encantadores» como los gatitos.

»Pero mire, ella se llama Henar, y, a pesar de los ojos demasiado abiertos y los gimoteos ininteligibles a través de la mordaza, es muy bella y tierna y escribe realmente bien sobre nuestra raza. Yo la morderé, abuelo, y usted disfrute de un par de azumbres de sanguiolenta juventud.

Francisco Torpeyvago

En Daimiel, a 4 de marzo de 2017

Anuncios

20 comentarios en “Vampire’s Dreams, según Francisco Torpeyvago y su relato

  1. Ahora voy y me emociono. ¡Releñes, estoy en el blog de Henar!
    Cuando por fin se me pasa la estulticia que me produce la impresión, vuelvo a pensar: ¡Releñes, estoy en el blog de Henar!
    Sólo me queda matizar que ya me acabé el libro y que puestos a citar, me cito de mi opinión —es que copiarme me gusta porque me quita trabajo—:

    Te vas a encontrar con una novela que no es apta para pacatos, lectores de vidas de santos o seguidores de lo romántico hipoerótico. Si eres de ellos, no te atrevas a meterte en este albañal de sexo, sangre, ironía, hematohumor, sexo —sí, lo he repetido— y una crítica continua a las convenciones, a la sociedad sucia o suciedad socia y al «establishment» —¡pérfida Albión!—
    Podría decirse que la historia va de una vampiresa alcohólica y salida, pero también de un padre desnaturalizado, un hermano pérfido y un nieto primero mojigato, luego vicioso y por último comedido, aunque dicho con cierta trampa para no reventar el argumento, y sus peripecias dentro de un curioso centro de entrenamiento y protección de todo tipo de criaturas sobrenaturales. No te encontrarás, eso sí, adolescentes pseudomonstruitas horteras, ni hombres lobo ñoños, niños repelentes vampiros ni nada de eso. La acción y el humor sanguilento no se pierde de principio a fin, aunque si has leído «La Relatadura» también de esta autora, no te sorprenderá.

    Vamos, ¡que te lo compres y lo leas, hombreyá!

    Le gusta a 4 personas

    • ¿Sabes? Te agradezco que lo reuses. Así me quito de tener que ir diciendo por ahí: “mira qué pedazo opinión me han dejado”. No quedo tan presumida ni tan repelente, porque de verdad que tenía ganas de que vieran los buenos ojos con los que me miras. Gracias, gracias, gracias… ¿Con otro gracias más queda saldada?

      Le gusta a 1 persona

Piensa conmigo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s