“Sentimentólogo”

broken-arm-1221297_640.jpg

—Debes amarla.

 —¿Por qué?

 —Porque está hecha para ti.

 —¿Insinúas que es lo que merezco?

 —Merecer y tener son cosas distintas. Es lo que hay.

 —Y me tiene que dar igual, ¿no? Tengo que rendirme ante su crueldad, dejar que me dé de hostias día tras día, sin descanso, y ni una puta alegría. Si al menos me dejara respirar… Siento que me ahogo. Mientras yo trato de tragar sus mierdas, ella me consume lentamente. Me está matando.

 —Así es, mueres, sin embargo, por ahora puedes pelear. Los golpes te han hecho fuerte. Devuélveselos. Hazle saber a la vida que es tuya, domínala y ámala.

Anuncios

53 pensamientos en ““Sentimentólogo”

  1. Bueno, creo que hay empate a uno: el traga mierda y ella lo consume. O sea, también se lo traga. ¿Y qué pensará ella de él? ¿A la vida no le sabe nadie a mierda mientras se lo come? Siete mil quinientos millones de casi personas… ¿y todas tienen buen sabor?

    Le gusta a 1 persona

Piensa conmigo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s