Esperanza y oscuridad

eyes-586849_1280
No le gustan los ojos verdes que inspiran esperanza. No le gustan sus ojos porque son dos espejos que reflejan sus miedos. No le gustan porque no sabe qué hizo para merecer su interés. Se oculta de ellos. No los mira. Desea que sean presos del sueño. Apaga la luz, pero los sigue sintiendo. Un escalofrío le recorre el cuerpo, cuando escucha un pestañeo en el silencio.

Le gustan los ojos negros que inspiran oscuridad. Le gustan sus ojos porque encierran miedo. Le gustan porque no son capaces de aguantar su mirada. No tiene que ocultarse, ya no. Los mira. Desea que algún día le permita perderse en ellos. Con la luz apagada sonríe. Los sigue viendo e incluso siente el estremecimiento de su piel por un simple pestañeo.

No le gusta el tacto de sus frías manos, la delicadeza con la que toca su cuello y la suavidad de sus dedos. No le gusta su tacto porque el deseo gana al miedo. No le gusta porque acostumbra a hacerle pensar en un «parasiempre», teniendo la certeza, a pesar de su corta vida, de que no existe. Lo quiere, pero teme. Sabe que deberá tomar una decisión, pero esta noche no.

Le gusta el calor que desprende su cuerpo, sentir la sangre que recorre sus venas en la punta de sus dedos. Le gusta tocarlo porque su pulso se acelera. Le gusta porque aumenta su hambre y deseo. Lo quiere, pero teme no poder detenerse. Sabe que debe esperar. Tarde o temprano decidirá, lo convertirá y juntos pasarán la eternidad.

Anuncios

148 pensamientos en “Esperanza y oscuridad

  1. Disiento, si hoy no voy a hacerte la pelota. Espero que puedas sopotar el fin de semana.
    Si hay algo que no engaña , son los ojos y la voz, entre otras cosas.
    Por mucho que apagues la luz, sigues viendo esa pupila que te habla.
    Pero que leche! La vas convertir o no ??????
    Sueltalo ya y danos una pista sobre de quien se trata.

    Le gusta a 1 persona

  2. Esta muy bien saber las debilidades de los demás, nunca se sabe cuando puedes utilizarlas a tu favor. Que tenga miedo a enamorarse es algo lógico, todos tenemos un miedo irracional a ello. Cada cual tiene sus motivos, pero aún así nos gusta jugar con ese miedo y hasta a veces lo vencemos otras no, otras nos desarma y nos derrota.

    Le gusta a 2 personas

Piensa conmigo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s