El mejor día, hasta el momento

deep-web-1106648_1920.jpg

Este año entre mis propósitos estaba el de aprender a comunicarme mejor para, por así decirlo, ser más sociable. Estaba harta de que me llamaran insensible, borde, sosa, rancia, tímida… e iba a solucionarlo. No me pareció mala idea abrir un blog a modo de diario donde intentar poner orden a mis pensamientos. No esperaba que resultara ser tan buena. Para mi sorpresa descubrí que por la red pulula gente fascinante con la que se puede crear lazos en distinta medida, sin llegar a mirarnos a los ojos, pero sí por dentro. ¿Amistad virtual real o un simple espejismo? Para obtener la respuesta debía comprobarlo por muchas reticencias que tuviera. Elegí a Johan como conejillo de indias. Era el sujeto perfecto: no demasiado afectuoso, que no quería agobiarme y tener que salir por patas, misterioso, pues nunca me llegó a decir su edad, y con sentido del humor para asegurar unas risas y no aburrirme.

Quedamos en un bar. Tenía que haber alcohol de por medio. Siempre me han dicho que con el puntillo soy más simpática y no quería que se llevara una mala impresión. Me presenté media hora antes para ir calmando cualquier atisbo de nervios que pudiera tener y me senté en la terraza para que fumar también me ayudara. Estaba con el segundo vaso y el quinto cigarro cuando lo vi aparecer por la cuesta de la calle. ¿Me levanto para darle dos besos?, ¿le doy la mano, unas palmadas en el hombro, un abrazo…?, me preguntaba mientras él se aproximaba. Fue raro, bastante raro, pero no tanto como había imaginado, y una vez la incomodidad del saludo pasó y tomó asiento, se normalizó.

¿Qué bebes? –me preguntó–. Que llego seco.

Agua.

El camarero apareció en ese instante.

Póngame lo mismo que está tomando la señorita, por favor.

¿Y también quiere que le rellene el vaso cada vez que lo vea vacío?

¿Qué había sido de la privacidad camarero-cliente? Quise fulminarlo con la mirada, pero Johan me estaba observando con cara interrogativa y no pude. Salí del paso poniendo gesto de no saber de qué estaba hablando.

Hasta que volvió con su bebida, hubo un rato de silencio incómodo que él disfrutó con una sonrisa en la cara.

Con que agua, ¿eh?

El que ponen aquí es del grifo, de ahí ese fuerte sabor.

Era fácil bromear con el, y conversar. Ambos conversamos. No estaba escuchando un monólogo en el que yo colaba un par de palabras sueltas, como acostumbraba. Compartíamos opiniones, anécdotas, chorradas… Si hubiera llegado a aparecer un conocido, me hubiera echado agua de verdad y bendita, porque solo una posesión explicaría esa actitud en mí. Yo misma alucinaba. ¿Había conseguido lo que me propuse a principios de año? Cuando fue al baño, aproveché para rebuscar entre todas las notas del móvil y borrarlo del listado. Me costó porque las teclas no se estaban quietas y al tardar me pilló.

¿Qué haces?

Podía haber mentido y haber dicho que estaba contestando algún mensaje o comentario, pero la embriaguez me lo impidió.

Te vas a reír de mí, pero…

Le hablé de mis propósitos y le interesó, no sé si porque estaba igual de afectado que servidora.

¿Qué más tienes apuntado ahí?

Hacer ejercicio.

¿Quieres dar un paseo?

No, no quiero.

¿Ir haciendo eses por la calle? No, gracias.

No me dirás que no tienes hambre. Conozco un sitio donde hacen unas hamburguesas que son un orgasmo para el paladar y no está muy lejos de aquí.

Propósito número tres: comer más sano.

Hacen unas ensaladas estupendas también.

Me reí. Se rió cuando pedí la hamburguesa con lechuga. La verdad es que estaba deliciosa, a pesar de que lo verde la estropeaba un poco. ¿Me quería privar de estos placeres? La salud está sobrevalorada y soy joven, me dije. Ya me preocuparé cuando el médico me lo prohíba por tener el colesterol alto. Dos propósitos más fuera.

¿Cuántos quedan?

¿Vas a ayudarme a cumplirlos o desecharlos todos?

Podemos intentarlo.

Podría ser divertido, pensé antes de que propusiera ir a un karaoke para que perdiera mi miedo escénico. El cabrito cantaba bien, rapeaba o como lo digan los MC’s. Me dejaba a la altura del betún, pero no había más que cuatro gatos a los que destrozar los tímpanos y al final lo disfruté.

Tocaba pedir perdón a mi prima. ¿Por qué? No me acordaba. De ahí que todavía no lo hubiera hecho. Johan me lo solucionó en un momento. Escribió un mensaje muy bonito, que el zorro también tenía mucho arte a la hora de componer poemas y relatos. No decía nada y a la vez decía mucho, o lo suficiente para que mi prima se tragara que había salido de mí. Me mandó emocionada un montón de emoticonos y quedamos para el día siguiente, a pesar de la resaca que iba a tener.

De igual forma pude deshacerme del deseo de cantarle las cuarenta a mi vecino. Johan, entre sus variopintas virtudes, además tiene la de ser buen azuzador. Logró recordarme por qué lo odiaba tanto y por qué se merecía que lo escupiera y gritara como una energúmena, ahí, en el rellano de su casa. Se disculpó por ponerme música a las tantas, dijo que pagaría la abolladura que había hecho en mi coche y prometió no volver a dejar la basura en la puerta. Aunque no lo hiciera, yo ya me sentía bien.

Después de eso, estaba cargada de valor. Lo utilicé para decirle a una amiga que su chico me había tirado los trastos. No me creyó. Me dio igual. Le di las gracias a mi tía por haber estado siempre que la había necesitado, y a mis padres les eché en cara un par de cosas que me habían carcomido durante mucho tiempo. Ah, sí, y meé en la calle, que nunca lo había hecho.

Para terminar pasamos el resto de la noche bebiendo en un parque, que desde la adolescencia me apetecía hacer botellón, pero no me gustaban las multitudes y menos borrachas.

¿Ya está? ¿Ya no queda nada más por hacer?

Lo hemos conseguido –mentí.

Quedaba un propósito, solo uno, pero no podía cumplirse, ¿o sí? Mientras mirábamos como el cielo se teñía de un color más claro, no me decidía. Johan se había portado bien conmigo. Juntos nos habíamos divertido, y yo como nunca. Si lo llevaba a cabo, ¿estropearía el momento o lo mejoraría? Cuanto más lo pensaba, más lo deseaba. Lo veía por el rabillo del ojo y me encendía. Quería que mi primera vez fuera especial. Ya que lo iba a recordar para siempre, que fuera con cariño, y no con asco por haberlo hecho con un cualquiera. No necesité más motivos, así que me lancé. Le pilló por sorpresa que me pusiera encima de él e inmovilizara sus manos con mis rodillas. No supo lo que pretendía hasta que mis dedos fueron a su garganta y apreté. De la expresión de sorpresa pasó a la de pánico, y de la de pánico, a la del vacío. Todavía me pongo cachonda al recordarlo. Ahora sé lo que se siente al matar y voy a repetir. Quizá quede con Margui, o con Ana, o Chus, o Silvia, u Óscar, o Antonio, o Amalaidea, o… Quizá me vaya a recorrer mundo y haga una visita a Gustavo o a Awilda, o… Son tantos… Pero lo que está claro es que a todos los blogueros les llegará su turno. Ya están apuntados en mi nueva lista.

Anuncios

195 comentarios en “El mejor día, hasta el momento

  1. La Killer se pone cachonda de pensar en los gemidos al estrujar con sus manos el cuello de algún cautivo.
    Humedece sus labios sedientos de muerte, y atrapa entre sus piernas el último aliento que su presa le regala arrebatándosela al viento.
    Se estremece La Killer sabiendo que esto es solo el principio, que el correrse en cuerpo ajeno se ha quedado en el invento, pues lo que encharca sus bragas es quedarse con las vidas de a los que tanto ama.

    Has de saber que la última debo ser, pues cuando tus manos aprieten mi alma y mires lo que tengo en la mirada, habrán terminado tus días de Killer enamorada.

    Le gusta a 7 personas

  2. Poquita memoria tienes, no recuerdas el beso que me plantaste en los morros la primera vez que nos vimos (debías de llevar más de cinco de agua con misterio), tuve suerte de salir vivo lo reconozco y surgió una bonita relación de lujuria y sexo desenfrenado entre nosotros… bufff que cachonda te ponías aún recuerdo tu cara de éxtasis, casi diría que mística… con tu atuendo de monja

    Le gusta a 4 personas

  3. Reconozco que ha sido tan buena la historia que hasta el punto de la hamburguesa me lo he creído. Pero hay cosas que no, je je je. Una historia increíble. Y cuando parecía que le ibas a besar, te lo cepillas. Besitos corazón

    Le gusta a 6 personas

  4. ¡Cómo me has engañado!, y yo que pensaba que era una historia real, ya me parecía a mi mucha sinceridad así de repente. En fin, que me ha encantado, una historia muy buena, con su intriga hasta el final.
    Por cierto, no te he dicho nada pero se que quedaste finalista en los premios de 20 minutos. Muchas felicidades, es genial. Suerte.

    Le gusta a 1 persona

  5. Vaya con la killer…Yo, miedo ninguno, ya puedes venir a por mí si es que estoy en la lista. Quizá tendré que hacer yo una maniobra “preventiva”. Aunque veo que Johan sigue por aquí vivito, así que hay algo que no me cuadra. Por lo que se ve Johan es o era la leche en vinagre. ¿Has pensado que esto podría abrir unas posibilidades de consecuencias imprevisibles? Porque si a mí se me ha ocurrido que te doy un generoso incentivo económico si quitas primero -y rapidito- de enmedio a éste y al otro , a otros se les puede ocurrir lo mismo. Así que te puedes convertir en una sicaria en potencia con multitud de ofertas para realizar trabajitos. Pero recuerda, yo lancé la idea. Muy buena toda la historia y fascinante esa ilustración en plan Matrix, no sé de dónde la has sacado.

    Le gusta a 1 persona

    • No estabas en la lista, pero ahora por recordármelo:
      – Matar a What, pero tener cuidado con sus medidas preventivas rollo “Solo en casa”.
      Ale, ya.
      Johan es que ni muerto se calla. Su espíritu me lo agradece así y con algún que otro poltergeist.
      Tu idea podría ser buena, de no ser porque en otra vida asesinaba por encargo con Chus (hay pruebas por ahí), y aprendí que mola hacerlo por placer, pero no por trabajo. Esta vez no voy a cometer los mismos errores.

      Le gusta a 1 persona

  6. Ay… no sé si sentir placer de no ver mi nombre al final o de que me salva un océano de distancia. ¡Madre mía! Lo peor es que después de la primera vez (poor Johan) uno adquiere más destreza!!! Bueno… no tomo alcohol así que ve pensando cómo engañarme (tienes tiempo… hay taaaantos antes que yo! jaja).
    Abrazo infinito para la asesina de amigos virtuales (original, maravillosa: eres única) 🙂

    Le gusta a 2 personas

  7. Jajajaja maravilloso Henar!

    Muy “a tu manera”. Te confieso que en esta semana he estado haciendo recuento en mi mente de algo parecido a lo que has escrito y el ¿porqué abrí es te blog? Y de alguna manera abrí también mi vida por aquí. Ayer fue la primera vez que abordé esto desde mi compu (siempre lo hago por tabla o cell) y fue una fascinante experiencia, pude ver bien tu blog y el de otros; así que encontrarás algún comentario mío o un “me gusta” en una entrada de las que ya consideras antiguas.

    Dicen que se deja lo mejor para lo último…así que espero que cuando decidas cruzar el charco para este lado, nos encontremos. O quien sabe, si termino yo, llegando hasta tu terreno.

    Me ha encantado cada letra… Me demuestra eso que bien dices… Lo interno. Para muchos esto de bloguear, significa solo “vomitar” de lo que tienen dentro, para mi es una forma de expresar lo que siento y pienso, como una necesidad; esto me ayuda a vivir y sin querer (queriendo) terminamos entrando en la vida de alguien, o abriendo la puerta de la nuestra para que alguien simplemente pase. Estoy agradecida de haberte encontrado a tí, que has pasado de “virtual” a real.

    Me gusta la gente sin “maquillaje en el alma” y se que tus adornos son los súper poderes de los cuales ya hemos hablado. Tu pluma inquieta, irreverente, divertida y porqué no decirlo, algo sarcástica, me ha dado un deleite al leerte.

    Me encanta eso de <> a lo virtual, siempre y cuando lo real supere en gracia, cantidad y calidad y de eso creo que te sooobbrrraaaa! Pacientemente acarició mi mascota (de peluche) mientras espero mi hora, aunque sea por Skype.

    El más afectuoso saludo
    A la más pícara chica,
    Que mi vida ahora visita
    Del otro lado del mundo.

    Esa “chispa” que tú tienes
    Es lo que te hace genial,
    Y ya no puedo esperar
    Para leer lo que viene.

    Asesina o “mataora”
    Es el mismo resultado
    A todos has entregado
    Tus poderes desde ahora.

    Abrazo redoble y brindo por mi asesina!!! (Bien por Johan, que ya pasó por eso)

    Me gusta

    • Ojú. Espera que lo releo, a pesar de que se me han secado los ojos, de tan abiertos que se me han quedado. Es que lo necesito, para saber por dónde empezar a agradecerte. A ver…
      Voy a comenzar por la pega que le he encontrado: “Y de alguna manera abrí también mi vida por aquí”. Esto, querida amiga, lo haces con cada post, quizá sin darte cuenta, sin pensarlo, pero nos muestras un pedacito de cómo es tu vida: optimista, sentida, generosa… Así que también gracias por no echar el cerrojo a esa puerta.
      A otros nos gusta escondernos detrás de una cortina. No sé si para que no nos vean, mientras vomitamos, o porque ahí, en nuestro mundo de fantasía, sentimos que podemos controlarlo todo. No soy mucho de mostrarme a la luz, pero que tú me veas, incluso en mi escondite, me gusta.
      Del resto no puedo decir mucho más, que me he ruborizado y me falta saber qué decir. Lo dejaremos en un tonelada de gracias, con un millón de abrazos. Pueden contener trazas de besos.

      Le gusta a 1 persona

    • Gracias por dejarme verte. Y por ser de las que no juzga al yo mostrarme.
      Entiendo lo de la cortina, yo ando por ahí, con otro nombre y a veces lo he considerado hasta en este mismo espacio, pero hasta ahora he vencido y continuo.
      Cada persona que como tú he encontrado, ha sumado algo a mi vida. Me ha hecho entender que hay diferentes y buenas perspectivas de ver las cosas, a veces con ojos mas acuciosos que otros. Cada día voy con la Intención de dar algo que sirva a los demás, al menos que les provoque una leve sonrisa, un suspiro de esperanza, un “no se qué”, que les provoque seguir más allá. Aunque no siempre consigo salir a flote, porque también tengo mis momentos grises (y bien grises, casi negros jajaja) en lo posible trato de que eso no me impida poder disfrutar el camino y sobre todo poder disfrutar de gente tan especial como tú.
      Tu eres tan especial, que “taconeas” duro como una “bailaora”, y en el fondo eres suave como rosa de abril. Esa mezcla es la que permite que tus súper poderes estén en equilibrio… Sino el mundo estallara jajajaja.
      Siempre el día en que tu estés,será de los mejores.
      Abrazo desde aquí hasta allá!

      Le gusta a 1 persona

    • Puedes estar segura de que lo consigues, que nos haces detenernos y sentarnos a pensar. Pensando somos mejores. Tú nos haces mejores, y más cuando nos miras con esos buenos ojos.
      El abrazo llegará dentro de unas horas, mándame otro porque ese no podré degustarlo, me lo beberé de golpe.

      Le gusta a 1 persona

  8. Vaya, me siento algo menospreciado y ninguneado…no estaba en la lista, pero lo entiendo. Me imagino que tienes toda la razón, mola matar por placer y no por encargo. El subidón tiene que ser brutal y ya no puedes parar. Una de las cosas por las que me echo broncas a veces es por mi vagancia y falta de disciplina. Lo digo porque hace tiempo que tengo descargada toda la serie de Hannibal y aún no me he lanzado a verla, pero tiene que ser un flipe brutal, un auténtico viaje iniciático. Hannibal sí que es un maestro. Ciao.

    Le gusta a 2 personas

  9. Pingback: Infinity Dreams Award |

  10. ¿Qué series? Uy, pues unas cuantas…Acabé el otro día Fargo temp. 2, está bien pero la 1ª temp. es millones de veces mejor, una obra maestra. Acabaré de ver House of Cards 4 y algunos capítulos que me quedan de X-Files 10. Algún día retomaré Vikings 3, que la dejé colgada. Qué más…tengo Broen temp. 3, Under the Dome 3, algo de American Horror Story, estoy desc+++ lo último de Scandal y de Quantico…esto a bote pronto. Y una pasada de series que aún no he visto enteras pero tengo: Californication, Prison Break, Queer as Folks, True Detective…y más. And you, baby?

    Le gusta a 1 persona

    • Suelo esperar a que tengan más temporadas para verlas seguidas. Coincidimos en unas cuantas(Californication, AHS, La Cúpula…) y tengo pendientes otras de las que has mencionado (Fargo, True Detective…) Pero tiro a lo más friki: Falling Skies, Sobrenatural, Walking Dead…

      Me gusta

  11. Qué brutalidad…más de 200 series, entonces me ganas de largo. Pues tienes que ver Fargo Temporada 1, apúntatela y te lo pasarás pipa. En todos lados me encuentro con los dichosos Walking Dead, no sé qué le ve la gente. Quizá el equivocado soy yo. Sobrenatural…ví algunos capítulos sueltos. Uno de los tíos es guapísimo, creo recordar. Si te van cosas así habrás visto Fringe…¿Tienes alguna recomendación de esas imperdibles?

    Le gusta a 1 persona

    • Ya te digo que sí tengo intención de verla, pero quizá espere a que tenga algo más de dos temporadas o la cancelen.
      Por supuesto que vi Fringe, de principio a fin. Muy buena.
      The Walking Dead para mí tiene zombis y apocalipsis. Si soy fanática de las series de estos mucho más. Tiene más cosas, por supuesto, un guión cojonudo, a veces son unos cabrones, unas escenas que tensan y… sin duda una de mis favoritas.
      Inperdibles de ciencia ficción… Puf. Me aparece Black Mirror en la mente, pero no sé… Soy indecisa.

      Me gusta

    • Black Mirror…también la tengo…y no lo he visto aún, solo un capítulo, aquél que obligan a un primer ministro a tener relaciones sexuales con un cerdo. De esto hace mucho tiempo. A no ser que hayan seguido sacando material…Bueno, también tenemos Extant, con la guapa Halle Berry. No está mal…

      Le gusta a 1 persona

    • Hay dos temporadas, cinco “capítulos” en total.
      De las “nuevas” he visto pocas. Extant está entre las casi 100 pendientes. Buena pinta tienen también El último hombre en la tierra, Orphan Black, Penny Dreadful, The Strain…

      Me gusta

  12. Si son 5 capítulos entonces los tengo todos. Penny Dreadful es magnífica, ya tardas, a mí me enamoró, aparte de que Eva Green me pone mucho. Genial todo, ambientación, personajes, actores…2 temporadas. The Strain muy bien, ví la primera y empezaré a ver la 2ª. Las otras no las he investigado. No tengo tiempo para todo, por eso hay cola justamente…

    Le gusta a 1 persona

  13. Pingback: Lo Divino – marguimargui

Piensa conmigo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s